el-tamano-de-las-cosas

El tamaño de las cosas se estrena en Berlinale 2019

El director colombiano Carlos Felipe Montoya regresa al Festival Internacional de Cine de Berlín –Berlinale–, con su cortometraje El tamaño de las cosas.

Este año el Berlinale se celebrará del 7 al 17 de febrero. Seleccionado entre un grupo de casi 2500 películas de 37 países, el cortometraje El tamaño de las cosas ahora hace parte de la selección oficial Generation Kplus, compitiendo por el Oso de Cristal y presentándose ante más de 70.000 personas.

Un bosque y una casa. Un niño y su padre. Una silla en el bosque y el enigmático misterio de su atracción

A través de estos elementos y de una forma sencilla y minimalista, El tamaño de las cosas pretende expresar rasgos universales de la naturaleza humana.

“El hecho de que la casa no tenga muebles es un rasgo de suma importancia para la historia. No hay ni siquiera una pequeña mesa o un armario, las paredes y el techo ofrecen un refugio incompleto para el alma, que no halla donde sentarse”, afirma Carlos Felipe Montoya. “El arte del cine tiene la gran posibilidad de hacer este tipo de abstracciones, teniendo a su favor la contundencia de la imagen y lo concreto de una premisa visual”, agrega.

el-tamano-de-las-cosas-protagonista

En la película, Diego vive con su padre en una casa sin cosas, sin muebles ni nada que se le parezca. Cada noche, él y su padre se sientan en el piso a compartir una humilde cena. Un día el niño encuentra una silla en el bosque y decide llevarla a su casa. Sin embargo el padre no está de acuerdo en tomar algo ajeno y le ordena devolverla.

Diego regresa al bosque y deja la silla en su lugar. Por la noche la casa se siente particularmente vacía. Diego mira los rincones y la ausencia de la silla comienza a hacerse extrañamente notoria. El padre se da cuenta y hace una concesión. Al día siguiente Diego regresa al bosque a buscar la silla. Pero al llegar al lugar se lleva una sorpresa. Algo ha cambiado. Las cosas no volverán a ser como antes.

El tamaño de las cosas está muy relacionado con el deseo. La historia enfrenta al espectador a la situación moral de los personajes, a sus decisiones y a sus consecuencias: “Si cumplimos nuestro objetivo, más allá del final, la película debería continuar resolviéndose por mucho tiempo en la mente del espectador”, finaliza el director.

Deja un comentario